Sustantivos

Los Sustantivos, también llamados Nombres, son las palabras que utilizamos para nombrar a los seres vivos (personas, animales o plantas), las cosas, las ideas, los sentimientos o las cualidades.

Su forma es un lexema seguido de posibles morfemas de género (masculino, femenino o neutro) y de número (singular o plural).

La mayoría de los sustantivos son Invariables, es decir, no cambian de género, son masculinos o femeninos (casa, libro, pelota, cabeza, balón, reloj).

Otros si cambian de género y se les conoce como Variables; lo normal es añadir una "a" al masculino para formar el femenino (niño - niña, gato - gata).

Y hay algunos que tienen unas particularidades especiales:

Ambiguos: Cuando tienen el mismo significado en masculino que en femenino (azúcar, mar).

Epicenos: Cuando tienen un solo género gramatical (serpiente, águila).

Heterónimos: Cuando el femenino se forma con una palabra distinta del masculino (toro - vaca, hombre - mujer).


Según su significado el Sustantivo puede ser:

Común o Propio
Comunes: Se refieren a seres u objetos en general (niño, perro, río, mesa, libro).
Propios: Designan a seres o lugares para distinguirlo de los demás de su especie (Pedro, España, Mediterráneo). Se escriben con mayúscula.

Concreto o Abstracto
Concretos: son los que se refieren a cosas que podemos percibir con los sentidos (lápiz, casa, melón, brazo, reloj, gato).
Abstractos: designan realidades que solo podemos imaginar y no las percibimos con los sentidos (cariño, amistad, prudencia).

Contable o Incontable
Contables: se refieren a seres u objetos que se pueden contar (hombre, coche, libro, balón).
Incontables: se refieren a sustancias o cualidades no separables, que no se pueden contar (agua, aire, amor, lectura, sinceridad).

Individual o Colectivo
Individuales: son los que, en singular, se refieren a un solo objeto contable (niña, lobo, árbol, casa).
Colectivos: son los que, en singular, designan a un conjunto de objetos contables (pandilla, manada, bosque, regimiento).

Teniendo en cuenta que la clase de los sustantivos depende de varios criterios, un sustantivo puede pertenecer a los cuatro grupos que acabamos de describir.
Por ejemplo: "Libro" es un sustantivo común, concreto, contable e individual.